Ir al contenido principal
Disfruta de un 10% de descuento en tu primer pedido de SWISSFORCE con el código SWISSFORCE10

Causas de la irritación de la piel de las axilas + 5 consejos profesionales para evitarla

Las axilas son especialmente sensibles y propensas a la irritación y la sequedad. Pero, ¿qué causa estos síntomas y qué se puede hacer para evitarlos?

Causas de la irritación de la piel de las axilas

Una de las principales razones por las que la piel de las axilas es tan sensible es su propia ubicación. La fricción y el sudor se producen a diario, y cuando se combinan con el uso de cosméticos antitranspirantes y diversas técnicas de depilación, provocan enrojecimiento, sensibilidad, picor e incluso erupciones.

Si tienes sarpullidos en las axilas, pueden estar causados por un eczema, una dermatitis de contacto, una dermatitis seborreica o una cándida. Por eso es importante que acudas a un médico si los síntomas se prolongan o son especialmente molestos.

5 consejos profesionales para evitar la irritación de la piel

  1. Practica una buena higiene. Dúchate o báñate a menudo, pero hazlo poco tiempo y asegúrate de que el agua esté entre tibia y templada. Añadir avena o vinagre de sidra de manzana al agua del baño puede ayudar a aliviar la irritación de las axilas.
  2. Manténgase fresco y seco. La ropa suelta de fibras naturales permite que la piel respire, así que evita las prendas ajustadas y sintéticas, especialmente cuando hace calor. El algodón y el lino son la mejor opción. Evite permanecer al sol o en ambientes húmedos. Duerme con un ventilador o aire acondicionado para evitar el sobrecalentamiento por la noche.
  3. No terasques. Si te pican las axilas, evita rascarte en la medida de lo posible. En lugar de ello, dé palmaditas suaves en la piel y aplique cubitos de hielo para obtener un alivio temporal.
  4. Aféitate correctamente. Si te afeitas las axilas, asegúrate de hacerlo correctamente. Empieza por exfoliar la piel para evitar los pelos enquistados, luego mójala y aplica abundante espuma. Aféitate con pasadas cortas en diferentes direcciones, pero no repases la misma zona demasiadas veces. Aplica gel de aloe vera al final y espera antes de usar cualquier otro cosmético en la zona.
  5. Hidrata y protege tu piel. Opta por un desodorante natural diseñado especialmente para pieles sensibles, como Swissflex Deo Roll-On. No sólo reduce las bacterias causantes del mal olor, sino que también alivia la irritación e hidrata la piel.

Su carrito

Gracias por ponerse en contacto con nosotros. Nos pondremos en contacto con usted en breve. Gracias por suscribirse Gracias. Le avisaremos cuando esté disponible. Ya se ha añadido el número máximo de elementos Sólo queda un artículo para añadir a la cesta Sólo quedan [num_items] artículos para añadir al carrito
Español
Español