Ir al contenido principal
Disfruta de un 10% de descuento en tu primer pedido de SWISSFORCE con el código SWISSFORCE10

Causas de la rosácea y 5 consejos profesionales para prevenirla

¿Qué es la rosácea?

Esta afección cutánea común provoca el enrojecimiento y acentúa los vasos sanguíneos de la cara, al tiempo que produce pequeñas protuberancias rojas llenas de pus. La piel alrededor de la nariz puede engrosarse y los ojos pueden irritarse y secarse. Estos síntomas pueden aparecer y desaparecer, y a veces son similares a los del acné, la psoriasis o el eczema. Es importante obtener un diagnóstico correcto de un profesional médico, que pueda descartar otras afecciones de la piel.

Aunque no hay cura para la rosácea, hay formas de calmar la piel y darle un poco de alivio.

¿Qué causa la rosácea?

Aunque cualquiera puede padecer rosácea, es más frecuente en mujeres de mediana edad y piel clara. Los antecedentes familiares de rosácea aumentan las posibilidades de padecerla. Además del factor hereditario, las causas ambientales de la rosácea son el tabaquismo, el consumo de alcohol (sobre todo de vino tinto), la ingesta de alimentos picantes, la exposición a temperaturas extremas y al viento, los rayos UV, la contaminación, el estrés e incluso algunos medicamentos para la tensión arterial.

Algunos de estos factores no pueden evitarse por completo. Afortunadamente, hay cosas que se pueden hacer para prevenir o disminuir los síntomas de la rosácea:

5 consejos profesionales para prevenir la rosácea

1. Documéntese. La piel de cada persona es diferente, al igual que sus factores desencadenantes de la rosácea. Es una buena idea documentar su rutina para identificar lo que desencadena su rosácea. Esto te ayudará a obtener un diagnóstico correcto y a evitar dichos desencadenantes.

2. Evite los factores desencadenantes de la rosácea. Si, por ejemplo, lleva un diario de alimentos y se da cuenta de que ha estado comiendo alimentos picantes antes de un brote de rosácea, considere la posibilidad de excluir dichos alimentos de su dieta. Otros desencadenantes comunes son el tabaco, el alcohol, ciertas afecciones médicas, las bebidas calientes o el uso incorrecto de productos para el cuidado de la piel.

3. Aplique siempre protección solar. En general, todo el mundo debería evitar la luz solar directa y los rayos UV, pero esto es especialmente importante para las personas propensas a la rosácea. Proteja su piel con un FPS 30 o superior, especialmente durante un brote de rosácea. Considere la posibilidad de añadir una protección adicional en forma de sombrero para el sol o, durante los meses fríos, una bufanda.

4. Sé suave. Intenta no tocarte demasiado la piel y, por supuesto, no te la rasques. Utiliza productos suaves para el cuidado de la piel, como un limpiador sin jabón, y considera la posibilidad de aplicar miel de kanuka tópicos para calmar la piel.

5. Hidrátate a diario. Utiliza una crema hidratante no grasa y de fácil absorción para hidratar tu piel e igualar su tono. Te recomendamos Swissforce Couperoseque está formulada con ingredientes naturales que previenen la aparición de rojeces y de hilos de venas.

Su carrito

Gracias por ponerse en contacto con nosotros. Nos pondremos en contacto con usted en breve. Gracias por suscribirse Gracias. Le avisaremos cuando esté disponible. Ya se ha añadido el número máximo de elementos Sólo queda un artículo para añadir a la cesta Sólo quedan [num_items] artículos para añadir al carrito
Español
Español